Sodik mantiene viva la llama del Pinto (1-2)

25 abril, 2016

Foto cortesía de Pedro Javier Martín Ruiz (trivalvalderas.ffmadrid.org)

 

En el último suspiro, Sodik volvió a aparecer para mantener un hilo de aliento. Su gol en el minuto 93 prolongó, al menos una semana más, la esperanza del Atlético de Pinto. Y volvió a demostrar que este equipo no conoce la palabra rendición y que luchará hasta el último minuto del último partido por defender un escudo, unos colores y el orgullo de toda una afición. Faltan tres citas y son seis los puntos a remontar. Los dos próximos compromisos, frente a los dos rivales que nos anteceden en la tabla: Alcalá y Adarve. El último, frente a un Sanse campeón que llegará con la mente puesta en la inminente fase de ascenso. El calendario del resto de candidatos a la disputada cuarta plaza tampoco es fácil. Hay que seguir intentándolo. Hasta el final. 

 

De entrada, Javier García Márquez le dio una vuelta de tuerca más a un once sobradamente conocido. Adelantó a Macho en la banda derecha y situó a Maroto por detrás. Jesús, Vidal y Jaime completaron la zaga. Por delante, sin sorpresas, Héctor y Chema. Cuchillo se ubicó en la banda izquierda, a pierna cambiada, Raúl en su posición predilecta, la media punta y, arriba, Ismael. La lesión muscular de Raúl obligó a la pronta incorporación de Sodik y a retrasar a Ismael.  Tras el descanso, Popler sustituyó a Maroto, volviendo Macho y Cuchillo a sus ubicaciones más habituales. Finalmente, Samu reemplazó a Ismael y Chema avanzó unos metros para liderar el ataque. Todo un muestrario de recursos y variaciones sobre una misma idea que, al final, tuvo su premio.

El primer tiempo estuvo muy igualado, con dos equipos que necesitaban ganar para mantener sus opciones y que jugaron de tú a tú, sin complejos, con un fútbol rápido y fluido de pases a ras de suelo. El primero en intentarlo fue el trivalista Cruz, con un chut lejano y centrado que no puso en dificultades a Alberto. Cuchillo replicó tras una buena acción colectiva, con un remate desde la frontal que se le marchó alto. En el 21, el fornido Alberto Losa cabeceaba al larguero. Los locales mantenían un poco más el balón en su poder y los rojinegros se mostraban sólidos en defensa. La mayoría de las jugadas morían en la frontal de las respectivas áreas. Pero, en una de ellas, Vidal empujó a Diego dentro del área y el colegiado señaló el claro penalti. Raúl engañó a Alberto y transformó en el 1-0.

Afortunadamente, poco antes del descanso, un centro de Macho desde la derecha pasó entre una nube de jugadores y el autor del primer tanto, en su afán por despejar, acabó introduciendo el balón en su propia portería para restablecer, involuntariamente, la igualada. Y así se consumieron los primeros cuarenta y cinco minutos, velozmente por la dinámica rápida del juego y el derroche de esfuerzo físico, sin que faltaran acciones vistosas y atractivas para los espectadores.

El segundo acto fue casi un monólogo de ataque local, aunque con rápidas salida al contragolpe del Pinto. El Trival pudo mover el marcador en los primeros instantes tras la reanudación, pero le faltó culminar sus jugadas ante la sobriedad de la zaga rojinegra. Tan volcados estaban los de Lolo Escobar sobre el área rival que los pupilos de García Márquez  podían negociar los contragolpes con rapidez y suma facilidad por las bandas.Tras uno de ellos, Chema consiguió rematar de cabeza un córner botado por Héctor, encontrándose con la ágil respuesta de Yelco, bien colocado.

Ya en el tramo final, la balanza pudo decantarse hacia uno u otro lado si Mario y Cuchillo hubieran afinado un poco más sus respectivos remates. Tan despoblada estaba la defensa del Trival que su afición barruntaba que se podía consumar la tragedia en cualquier momento, lo que, a la inversa, significaría un final feliz para el Pinto. Y esa alegría llegó en el último minuto del tiempo añadido, con un balón en largo que prolongó Popler con un fantástico toque de espuela, recogió el esférico Sodik y, ante la salida de meta trivalista, se lo elevó para que éste llegase mansamente al fondo de las mallas. Otro zarpazo de la pantera, que ha cazado en cinco de los seis últimos encuentros.

 

TRIVAL: Yelco; Raúl, Mario, Koke (Uruñuela 69′), Borja París; Cruz, Nogueira; Diego, Gonzalo (Manu 54′), Vallejo; y Losa (Jacobo 69′). ENT: LOLO ESCOBAR.

AT. PINTO: Alberto; Maroto (Popler 54′), Jesús, Vidal, Jaime; Héctor, Chema; Macho, Raúl (Sodik 24′), Cuchillo; e Ismael (Samu 69′). ENT: JAVIER GARCÍA MÁRQUEZ.

GOLES: 1-0, (min. 35): Raúl (pen.). 1-1, (min. 43): Raúl (p.p.). 1-2, (min. 92): Sodik.

ÁRBITRO: Fernando José Yuste Heredero. Asistentes, Rojo Tirado y Rubio De la Losa. Amarillas a los locales Nogueira y Mario; y a los visitantes Vidal, Maroto y Jaime.

CAMPO: La Canaleja. Unos 350 espectadores.

 

El próximo rival será la RSD Alcalá, que vio truncado su ascenso hacia la zona noble de la tabla tras perder en El Val con el Navalcarnero (1-2). El partido se disputará el domingo 1 de mayo, a las 11,30 h., en el Amelia del Castillo. Los socios del Alcalá podrán acceder al campo por solo 5 euros y los menores de 18 años entrarán gratis, en virtud del convenio firmado por los clubes madrileños pertenecientes a la Comisión de Clubes de Tercera División (CCT).

 

Solidaridad con las víctimas del terremoto de Ecuador:

 

 

 

A iniciativa de los entrenadores de la Escuela, y en solidaridad con la familia de un futbolista de la cantera de origen ecuatoriano cuya familia reside en la zona más devastada por el reciente terremoto, se ha organizado una campaña de recogida de ropa para ayudar en estos difíciles momentos a quienes lo han perdido todo. Por ello, la Junta Directiva ha decidido que regalará una entrada a todo el que acuda al partido del domingo con una prenda de vestir en buen estado de uso. Chaquetas, jerseys, sudaderas, polos, camisas, pantalones, chandals, calzado…