Un autogol de Maroto condena al Pinto frente al Adarve (0-1)

8 enero, 2016

 

Foto: Ana María García

 

Un gol en propia meta de Maroto en el primer minuto decidió a favor del Unión Adarve un partido que el Atlético de Pinto no debió perder y que mereció, incluso ganar. Una acción de infortunio que obligó a remar contracorriente el resto del encuentro ante un buen rival, acostumbrado a manejarse en las distancias cortas. Los rojinegros se fueron con el sabor amargo de la derrota, pero dulce de haber competido y superado durante muchos minutos a uno de los mejores equipos del campeonato.

 

Por primera vez en mucho tiempo, Javier García Márquez contaba con todos sus jugadores disponibles, salvo Sodik, y alineó a su once de gala si nos atenemos a los minutos jugados por cada uno en lo que va de campaña. Pero la diosa Fortuna, que sigue enfadada con nuestro equipo, decidió intervenir para que el choque empezara casi con un 0-1. Centro desde la izquierda de Cadete, cabezazo hacia atrás de Maroto y el balón que supera en vaselina a Alberto. Algunos ni nos habíamos sentado aún. Así que comenzó un encuentro de 88 minutos para tratar de empatar, primero, y voltear el marcador, después.

Cierto es que a los pinteños les costó arrancar el motor en la fría tarde de Reyes, más aún tras el tanto encajado. La batalla se planteó en un centro del campo en el que Chema y Jaime trataban de encontrar ventajas ante la oposición de Olmedo y Richi Jr. Cumplido el primer cuarto, el capitán peinó un balón con la cabeza hacia la internada de Popler, que culminó la jugada con un centro chut que se perdió por la línea de fondo. Dos minutos después, de nuevo intervino Chema con un pase en largo sobre la carrera de Ismael, quien remató a las manos del portero. La ocasión más clara llegó al borde del descanso. Rubén llegó por sorpresa a una falta botada por Chema y su cabezazo lo desvió De las Heras con una prodigiosa intervención. El árbitro no dejó ni sacar el córner.

Tras la reanudación, salieron más enchufados los rojinegros (el Adarve también lo es, pero ayer vestía de verde) y Cuchillo mandó al limbo un centro de Popler casi desde la misma línea de gol. Increíble. El extremo ecuatoriano se lamentaba de su error mientras el respetable se echaba las manos a la cabeza, sabedor de que como ésa iba a haber pocas. Dos minutos después, a punto estuvo de llegar el 0-2 tras un remate de Mendoza desde el punto de penalti, en la única acción destacable del Adarve en todo el segundo tiempo y, casi, del partido.

La posesión y el control pasaron a manos locales, ante un adversario que se mantuvo firme en todo momento pero que sufrió para mantener su pírrica ventaja. La otra gran oportunidad la desperdició Josito, que había entrado por Cuchillo. Jaime encontró el hueco entre el central y el lateral zurdo y le habilitó dentro del área, pero su volea, con todo a favor, también se marchó alta. El propio Josito pudo estrenar su cuenta goleadora y rescatar un punto tras el enésimo centro al área de Popler, aunque su remate con la testa le salió centrado y De las Heras detuvo el esférico sin problemas. No era la tarde. Habrá que esperar a otras. El equipo sigue compitiendo, muy pocos le han superado sobre el campo hasta la fecha, aunque sigue peleado con el gol, sobre todo en el Amelia del Castillo y con esa fortuna que, de momento, nos ha quitado más de lo que nos ha dado.

 

AT. PINTO: Alberto; Macho, Jesús, Maroto, Rubén; Héctor; Cuchillo (Josito 64′), Chema, Jaime, Popler; e Ismael. ENT: JAVIER GARCÍA MÁRQUEZ.

ADARVE: De las Heras; Lluch, De Paz, Juanma, Cadete (Rubén 78′), Richi Junior, Olmedo; Fran (Richi 66′), Cristian (Goya 56′), Héctor; y Agus. ENT: VÍCTOR CEA.

ÁRBITRO: Víctor Parra González. Asistentes, Mihai Alexandru Jurca y Pablo Parra González. Amarillas al local Héctor; y a los visitantes De Paz, Olmedo, Goya, Rubén, Héctor y De las Heras.

CAMPO: Amelia del Castillo. Unos 500 espectadores.

 

El próximo rival será la UD San Sebastián de los Reyes, líder destacado del grupo tras ganar en Navalcarnero (1-3). El partido se disputará el domingo 10 de enero, a las 12,00 h., en el Nuevo Matapiñonera (hierba artificial).